CATEDRAL BASÍLICA Arquidiócesis de Manizales

CATEDRAL BASÍLICA DE MANIZALES 

  • 2.500 metros cuadrados de área construida.
  • 32.000 toneladas de hierro y concreto importados
  • 11 años de construcción.
  • Con 106 metros de altura desde el piso del templo hasta la cruz.
  • Con una inigualable vista de 360 grados de toda la ciudad.
  • Y más de 730 metros cuadrados de vitrales importados.

 

LA CATEDRAL BASÍLICA DE MANIZALES
“CENTRO DE FE, CULTURA Y TURISMO” 

LA CATEDRAL MÁS ALTA DE COLOMBIA 

En el mismo año de la fundación de Manizales, 1849, se construyó en paja y madera el primer templo en el terreno que ocupa la actual Catedral. El segundo templo se construyó en el año 1869 con materiales como la tapia, el calicanto y usando técnicas para la construcción como la mampostería. Debido a una serie de temblores registrados entre los años 1875 y 1886 este templo fue demolido y se inició la construcción de uno nuevo terminado en 1897, hecho totalmente en madera.

En el año 1900 el Papa León XIII concedió a este templo el título de Catedral, y con ello nació la diócesis de Manizales. El centro de la Ciudad fue devastado por tres grandes incendios que pasaron a la historia por su gran magnitud: El primero de ellos ocurrió en 1922 y se consumieron dos manzanas del centro de la ciudad. El segundo, que fue el más grande registrado en la ciudad, ocurrió en 1925; se consumieron 32 manzanas y desaparecieron el Palacio Nacional, la Curia Episcopal, la Gobernación, hoteles, bancos, locales y viviendas particulares. El tercer incendio aconteció en 1926; se consumieron nuevamente dos manzanas del centro de la ciudad y se incendió la primera Catedral, cuya réplica es el actual templo parroquial del barrio Chipre.

De inmediato se creó una junta de reconstrucción de la Catedral y se abrió un concurso internacional para la presentación de planos para la nueva Catedral. Estos fueron algunos de los diseños que participaron en el concurso. El diseño ganador fue el del profesor francés Julien Polty. Con una mezcla de estilos neo-góticos, neo-románicos y bizantinos, la actual Catedral de Manizales se empezó a construir el 5 de Febrero de 1928 por la constructora italiana Papio-Bonarda y Compañía; ese mismo día se celebró una Eucaristía en la que se colocó y se bendijo la primera piedra.

La compañia Papio-Bonarda construyó otros edificios del centro histórico de Manizales como el edificio Manuel Sanz, la Casa Estrada, el desaparecido teatro Olimpia y la actual Curia Arzobispal.

Fueron en total once años los que duró la obra de construcción de la actual Catedral, y aunque puede parecer un período extenso, para la época a la que nos referimos, el proyecto se realizó en un tiempo récord. Materiales como el hierro y el cemento fueron importados de Dinamarca, Holanda y Estados Unidos, ya que era imposible conseguirlos en Colombia. Las circunstancias de desplazamientos y distancias obligaron a detener las obras en varias ocasiones. De haberse podido construir la Catedral de manera ininterrumpida la obra hubiese sido terminada en tres años y ocho meses.

Se necesitó además una mano de obra de 200 obreros y fue construida en su mayoría con recursos propios y donaciones de los mismos ciudadanos impulsados y motivados por el inolvidable Padre Adolfo Hoyos Ocampo, gestor de esta majestuosa obra. La obra se construyó con andamios de guadua y madera, materiales que por su flexibilidad hacían posible llegar a las partes más altas. Pese a tan gran desafío, la Catedral no registró ningún muerto durante su construcción. La obra se desarrolló en 4 fases: primera fase: los cimientos, segunda fase: las paredes, en la tercera fase se cerraron los techos y se construyeron las cuatro torres laterales y en la última fase se levantaron la cúpula y la torre central.

El escultor Italiano Alideo Tazzioli Fontanini esculpió la mayoría de imágenes que están en la parte exterior del templo, como la de Nuestra Señora de los Dolores, ubicada en el frontis de la Catedral, los seis ángeles custodios que rodean la torre central y cuatro de las seis imágenes que están en el atrio principal y que representan a los evangelistas. De éstas imágenes se perdieron algunas debido al terremoto del 30 de julio de 1962, como el Cristo Salvador, una escultura de seis metros de alto y seis toneladas de peso que adornaba la torre central en su punto más alto, también las cuatro imágenes que adornaban las otras cuatro torres, y que representaban a San Francisco, San Marcos, San Pablo y Santa Inés.

En este terremoto también cayó a tierra la torre noroeste de la Catedral, que fue reconstruida con materiales más livianos y estructura metálica y fue inaugurada en 1990. En honor a este escultor Italiano, en el segundo piso de nuestra Catedral se encuentra hoy el Café “Tazzioli”, un espacio ideal para disfrutar de la riqueza turística y cultural de nuestra Catedral. Las nuevas imágenes que están ubicadas en las puntas de las cuatro torres y conservadas hasta hoy son las de San Juan Bautista, Santa Rosa de Lima, San Pedro Claver y San Juan Maria Vianney, y fueron colocadas en 1993. Las vivencias y retos de tantos años han hecho posible que en la actualidad podamos disfrutar de un templo único y majestuoso.

Los 141 vitrales importados de talleres de Italia, Francia y Holanda, fueron confeccionados por varios artistas; algunos de ellos fueron fabricados en la Casa Velasco de Cali y son exquisitas obras de arte a nuestro alcance.

Entre ellas sobresalen hermosas obras como:

  • El Bautismo de Jesús.
  • La Cena Pascual y la última Cena – Importados de Holanda.
  • El Descendimiento, que data de 1878 y fue importado de Francia.
  • VITRAL DE LA REDENCIÓN, de la Casa Velasco; consta de 3 enormes vitrales circulares formando un trébol: la Última Cena, el Martirio de Jesús Crucificado y un sacerdote celebrando la Santa Misa.
  • VITRAL DE LA ENCARNACIÓN, de la Casa Velasco; también consta de 3 enormes vitrales circulares que forman un trébol: el Pesebre, la Anunciación y La Virgen Coronada.
  • EL ROSETÓN central fue diseñado en Cali por el artista español Mario de Ayala Moya.

El Baldaquino que cubre el Altar Mayor de la Catedral llegó a Colombia en 1948, fue diseñado por Joachim Santos, artista portugués de la Casa Rambusch de Nueva York y elaborado en Italia por la Casa Stuflesser. Tiene una altura de 14 metros, está asentado en 4 columnas doradas, cuenta con 64 imágenes blancas talladas en madera y fue ensamblado por el manizaleño Hernando Carvajal.

Las tres puertas de entrada a la Catedral por la Carrera 22 son preciosas obras de arte realizadas en bronce importado de Londres en los años 1961 y 1962.

El Corredor Polaco es el mirador que permite una vista de 360 grados de la ciudad a 96 metros de altura, ubicado en la torre principal. Es una de las atracciones principales de la Catedral de Manizales. Fue cerrado al público en 1979 debido al deterioro de las escaleras de madera y reabierto en 2008 después de la construcción de una escalera helicoidal metálica en la torre principal y un ascensor que llega hasta el segundo piso.

Desde diciembre de 2014 la Catedral de Manizales cuenta con iluminación externa permanente al estilo de las mejores Catedrales del mundo, engalanando las noches Manizaleñas que se convierten en mágicas ante tan imponente  belleza.

El órgano que posee actualmente la Catedral fue inaugurado en el año 2015. Fue en la fábrica Allen Organ Company, de Estados Unidos, donde se diseñó este instrumento con especial amplificación; sus hermosos e imponentes sonidos estimulan el oído de los fieles que buscan a Dios a través de sus bellas melodías.

El centro de toda esta magna obra está contenido en el Sagrario donde se encuentra la presencia real de Jesús en la Eucaristía. Cientos de personas se acercan a diario a este sacro lugar para elevar sus plegarias al Señor.

Contáctenos
Curia Arzobispal Arquidiócesis de Manizales
Carrera 23 # 19-22 (Centro) - PBX 884 33 44 comunicaciones@arquidiocesisdemanizales.com
Todos los derechos reservados Arquidiócesis de Manizales Copyright © 2020

Realizado por la Delegación Arzobispal para los Medios de Comunicación